Original Vs. Copia, consideraciones con respecto a este eterno debate

Todo libro es una copia, por ejemplo. Probablemente nunca verás un original.

Al ser una empresa que lidia con las reproducciones fine art, tenemos la obligación de filosofar respecto este tema constantemente, sobre esa aura que hace invaluable aquella pieza que cuelga en el museo. Una de nuestras máximas es contribuir con la democratización del arte; proveer una pieza con clase e impresión de lujo, pero a un precio asequible (para el consumidor, el artista y nosotros), que contenga un nivel de afinidad con la personalidad y ‘persona’ de un adulto contemporáneo, de alguien que aprecia un producto de alta calidad o de cualquiera con gustos extraños. Sin embargo, el original es irrepetible y contundente. Oscar Cartagena, nuestro fundador, responde: “Puede ser irrepetible, pero ese hecho no es lo que conecta contigo como individuo y lo que definirías como la afinidad emocional que hace que adquieras la obra.”  

En el fantástico ensayo ¿Por qué llamarlo Copia, si es Original? El arte de la Copia Original o del Original Múltiple como estrategia creativa , Beatriz Escribano Belmar afirma: “En el ámbito del arte, el procedimiento de la copia ha sido utilizado a lo largo de la historia de muy diversas maneras, si bien el más empleado ha sido el de preservar, mediante la copia, las obras originales. Esto ha hecho surgir la diferenciación entre la obra de valor adquisitivo como era el original, y la copia cuyo valor únicamente era exhibitivo e incluso educativo.

«Girl with a Pearl Earring» por: Johannes Vermeer. Modificaciones: Visual Hint.

Las reproducciones y el arte digital no sólo son nuestro negocio, son nuestra pasión, por lo tanto y sin importar lo complicado que suene, debemos citar: “Hoy en día, los artistas reconocen que el arte gráfico seriable además de poseer rasgos idiomáticos y estéticos propios como medio de expresión independiente (…), tiene una particularidad muy especial que facilita la transversalidad con otras técnicas e incluso disciplinas; lo cual le dota de una extraordinaria adaptabilidad y polivalencia a los contemporáneos y venideros procesos de hibridez”, afirma Hortensia Mínguez García en su ensayo “Copia Versus original-múltiple. Una relación dialógica en el arte gráfico reproducible”. Y ese “venideros procesos de hibridez” nos recuerda a nuestra relación con la Realidad Aumentada o AR.

Y ya que estamos con temas relacionados transversalmente, el texto de Beatriz Escribano se refiere al surgimiento de la fotocopiadora como instrumento y herramienta dentro del arte y contiene esta relevante afirmación: “Se debe aclarar que la máquina tiene un atributo como productora de múltiples que transgrede la unicidad, dando lugar a la imagen repetida. Ello no devalúa el original, pues tenemos varios con el mismo valor artístico, sino que transforma el valor adquisitivo de una obra en valor de exhibición. Como consecuencia, la obra de arte no va a la galería sino que se expone de modo independiente y promueve un intercambio artístico a través de colecciones privadas que artistas e interesados coleccionan, compran o intercambian.

Imagen: Something has begun.

El original tiene su magia y tuvo su momento, pero en la actualidad, con la era digital infectando todo género artístico, con lo interconectada que está la sociedad, con lo avanzados que están los procesos reproductivos, quizás sea el momento de vender mil millones de copias. Y ahí entramos nosotros. Oscar elabora, explica con más detalle nuestro planteamiento: “Considero que mi generación (Gen. X) y las que vienen (Gen Y y Gen Z), debido a las dinámicas sociales actuales, se relaciona más con el arte visual por «afinidad» que por «exclusividad». En ese sentido, más por la subjetividad del sujeto y su propia valorización del objeto, que por el producto artístico en sí. Vivimos en la era del «YO», la gente se conecta con lo que los representa y la conexión individual pasa por una suerte de espejo de afinidad sobre ti mismo y tu tribu o tu tema social con que te relacionas.”

Futuros clientes y visitantes casuales, ¿qué opinan ustedes? ¿Tiene sentido el planteamiento de Oscar o lo ven de otra manera? ¿Cuáles son los factores te impulsarían a adquirir una de las obras que comercializamos? Y por otro lado, ¿Consideran que el arte gráfico seriable es medio de expresión independiente a los otros, que posee sus propias características? ¿Están de acuerdo con que mil reproducciones no devalúan al original? Si fueran (o son) un artista contemporáneo, ¿cuál sería su estrategia para ganarse la vida con su trabajo creativo? Agradecemos sus respuestas y reflexiones en los comentarios.

Comments

comments

Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

P O S T E R I T Y

The AR in ART | El futuro del arte, hoy. | Arte con Realidad Aumentada | Giclée | Cultura & Arte Contemporáneo