Arte Transmedia, definiciones y ejemplos recientes

La inmortal frase que el célebre pensador Marshall McLuhan acuñó a principios de los setenta, “El medio es el mensaje”, cobra mayor importancia cada día que pasa. Lo que a primera vista parece poco más que una exageración, con tiempo y meditación al respecto se convierte en una realidad ineludible que puede aplicarse a mucho más que a los medios de comunicación a los que se refería el controversial personaje. Consideremos el arte y sus diferentes formas de expresión, la página Discovering Art afirma: “Tomemos por ejemplo la pintura o la escultura. Parece que algo hecho en pintura o escultura debería ser considerado arte simplemente en virtud de los medios implicados”.

Volvamos al complicado presente y entremos en materia, Mediossociales define transmedia como un “Proceso narrativo basado en el fraccionamiento intencionado del contenido y su diseminación a través múltiples plataformas, soportes y canales (offline y online), con el fin de que cada medio cuente una parte específica y complementaria de la historia.” Y en su guía esencial sobre la materia el profesor Henry Jenkins afirma: “Las narraciones transmediáticas son la forma estética ideal en una era de inteligencia colectiva”.  

Etimológicamente, “trans” significa “a través de”, “media” se refiere a múltiples medios. Y volviendo a la frase de McLuhan cabe preguntarse, ¿qué mensaje se transmite al utilizarlos? Según Discovering Artla noción de “arte transmedia” abre la posibilidad de liberar a la obra del medio: desde ahí en adelante se entiende que la obra es un proceso inmaterial que puede asumir múltiples formas de materializarse y mediatizarse en el mundo.

«Exit through the gift shop» de Banksy

Y aquí llegamos al meollo del asunto, al núcleo de la idea que buscamos transmitir. El arte transmedia abre infinitas posibilidades dentro de una sociedad hiperconectada que ya no se conforma con ser un simple espectador, con un público que quiere participar y sumergirse en la historia, idea o mensaje; sacándo sus propias conclusiones en el camino. La subjetividad del espectador frente al arte se expande y fracciona en distintos niveles y canales de comunicación, creando un sistema informativo que conforma una historia o mensaje. El arte transmedia ofrece múltiples niveles de comprensión, la experiencia depende de la profundidad de interacción en la que el espectador esté interesado.

Narrativa transmedia, ejemplos recientes de alto perfil:

En el presente los casos más interesantes se dan en You Tube, con webseries que se extienden a través de la red con redes sociales en las que los personajes principales interactúan con el público y despliegan sus personalidades y gustos – difuminando el área entre la ficción y la realidad, aportando a una historia en común. Apartando a la mítica Lonelygirl15, el resto no son realmente conocidas y tendríamos que dedicarles un artículo a parte para hacerles justicia. Lo cual probablemente haremos en un futuro cercano. Examinemos por ahora material con el que todos deben estar familiarizados, el profesor Henry Jenkins nos brinda un ejemplo con en su guía esencial sobre la materia: “… en la franquicia The Matrix, las piezas clave de información se transmiten a través de tres películas de imagen real, una serie de cortos animados, dos colecciones de historias de comic, y varios videojuegos. No hay una sola fuente o texto plenamente abarcador al que uno pueda referirse para adquirir toda la información requerida para comprender el universo de Matrix.

Otros ejemplos recientes en son la entrada del artista callejero Banksy a otros medios con su documental “Exit Through the Gift Shop” y su parque de diversiones temporal “Dismaland” y el regreso de la mítica banda británica The KLF, la cual desde el principio de su inusual carrera interactuó con otros medios y generó experiencias en el mundo real que probablemente sean más trascendentes que su misma música. Una historia demasiado extraña para resumirla en pocas líneas, pero que encontrarán desarrollada por aquí.

El caso más fantástico, elaborado e inexplicable, sin embargo, es el de “Twin Peaks”. Las temporadas originales de la serie creada por Mark Frost y David Lynch se transmitieron a principios de los noventas, de ella se desprendieron la novela “The Secret Diary of Laura Palmer”, el libro “The Autobiography of F.B.I. Special Agent Dale Cooper: My Life, My Tapes” y la guía “Twin Peaks: Access Guide to the Town”; luego vino la película precuela “Twin Peaks: Fire Walk with Me” y ahí paró todo por 25 años. Hace unos meses reactivaron la mitología con una nueva novela, “The Secret History of Twin Peaks” y una espectacular temporada de 18 episodios bautizada “Twin Peaks: The Return”.  Antes de que termine el año Mark Frost lanzará aún otra novela titulada “Twin Peaks: The Final Dossier”.

Asumiendo nuestro rol en este nuevo mundo, en esta era de “inteligencia colectiva” y búsqueda permanente, te ayudaremos a conectar con el arte de una manera más inmersiva con nuestra App de Realidad Aumentada. Con ella le damos vida a trabajos exclusivos de algunos de los nuevos artistas emergentes más talentosos de alrededor del mundo.

Preguntas Ardientes:

Y ustedes, ¿pueden pensar en algún ejemplo de alto que no hayamos mencionado? Y, ¿qué tal uno poco conocido y de bajo presupuesto que debamos conocer? ¿Cuál es su opinión sobre el arte transmedia en general? ¿El futuro del entretenimiento u otra moda más? ¿Creen que en el futuro los estudios de Hollywood se acoplarán a la tendencia o mantendrán su modelo tradicional? Y hablando de eso, ¿consideran que las películas de superheroes y los comics en los que están basadas caen dentro de la categoría de narrativa transmedia? Agradecemos sus opiniones, datos y reflexiones en los comentarios.

Primer episodio de Lonelygirl15. El resto de la serie.

Comments

comments